La música que escuchas: Regina Spektor - Us

martes, 2 de septiembre de 2008

¡A dormir!

A dormir...

9 comentarios:

  1. ...que agustito esta el caballo...porque es un caballo no?...así me pasaría yo hoy todo el día...¡menuda vaga estoy hecha!...has hecho este verano unas fotos estupendas...cuando vaya a Barcelona prepárate para darme un buen cursillo eh?...un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Vaya!! tienes unos modelos de lujo... estaba bien a gustito el caballo!!
    Petonets
    Encarna

    ResponderEliminar
  3. ohhh

    que agustico
    jajaja

    dan ganas de tumbarse a su lao
    que bonita es la foto que bien te queda desenfocar

    a veces en la vida cotidiana me gustaria ver las cosas asi , sabes, ver mú de cerca todo lo que me gusta y desenfocado el resto ,,

    ResponderEliminar
  4. Hala, a descansar del calor que es lo que apetece después de una buena comida (los que puedan jejejeje).

    Te han quedado unos colores estupendos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Uy! este estaba malito o era potro aún, un caballo recostado, raro, muy raro... pero me gusta la foto, ahí a la bartola...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Genial el momento que has captado.
    Si que te acercarias con cuidado para pillar al caballo tan tranquilo.
    Muy bonita.

    ResponderEliminar
  7. Parece el omento de la siesta!

    Como dice Encarna, tienes modelos de lujo, mucho mejor que la Naomi Campbell! Ja,ja,ja!

    Besitos:)

    ResponderEliminar
  8. Sí Mimundo es un caballo, y así estaría yo también, tumbadita todo el tiempo, porque este calor en vacaciones todavía se soporta, pero con el peso del trabajo... es imposible.
    Espero que algún día vengas de verdad, pero no para darte un cursillo, jeje, porque no sabría de que dártelo, sino para poder compartir contigo un paseo fotográfico. Estoy segura de que aprendería yo más de ti que tú de mí. Besicosss!!

    Encarna, tú eres téstigo de eso, eh?
    Petonets

    Anitta, estoy contigo yo también preferiría tener esa visión borrosa de lo que me estorba.
    Besicos niña.

    Juan Carlos, eso digo yo!!! quien pudiera, jeje.
    Gracias por tus palabras.
    Abrazos

    Haideé, noo malito noo, eso sí era jovencito, pero al poco de estar yo por allí incordiandole con la cámara, se levantó y se fue.
    Un besico.

    Abe, la verdad es que por aquellos prados, los animales están a sus anchas y no sé porque extraña razón, parece que los humanos no les asustan.
    Gracias, abrazos.

    Sibyla, me llama la atención sobre todo la disciplina que hay entre ellos en las manadas. Ellos se dejan fotografiar... solo hay que quedarse a un ladito observando y empiezas a ver imágenes muy interesantes. Gracias por venir.
    Besicos y abrazos

    ResponderEliminar

Comenta si te apetece, sin compromiso. Pero eso sí, sólo te pido una cosa: sé sincer@. Gracias por dedicar tu tiempo en mi blog.