La música que escuchas: Regina Spektor - Us

lunes, 19 de marzo de 2012

bitacora de la nostalgia...


Entre el ajetreo de sus pasos y el murmullo de la gente que iba y venía, un fuerte olor a naftalina la sorprendió y despertó en ella el efecto de la añoranza. Fue entonces, cuando su memoria inició el proceso de búsqueda de aquellos otros olores entrañables en el registro de sus recuerdos, y todos sus sentidos se desperezaron. Olores, sabores, visiones, voces y sonidos, sensaciones de contacto.
La lejanía y la distancia entre el hoy y el ayer, incluido el más reciente, la empequeñecen y la convierten en una imprecisa holografía vagando por la infinitud del pensamiento. Pero la fuerza del tiempo siempre termina devolviéndola a esa realidad ineludible.
¿Qué sería de su existencia, sin todos esos registros?

3 comentarios:

  1. Vaya... todo un escaparate digno de mirar. Como hemos cambiado...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Olga, me encanta esa radio.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. A veces sin saber muy bien porqué regresan los pensamientos y las sensaciones de un tiempo pasado, a veces corto en el tiempo, otras de lardo recorrido...que son parte de nuestra vida y de nuestra forma de ser.

    Una foto y un texto que me hacen volver muy atrás...precioso.

    Besitos

    ResponderEliminar

Comenta si te apetece, sin compromiso. Pero eso sí, sólo te pido una cosa: sé sincer@. Gracias por dedicar tu tiempo en mi blog.